El tratamiento periodontal ayuda en la lucha contra la gastritis y la úlcera

El Helicobacter pylori, una bacteria que vive en nuestro estómago y que afecta alrededor de un 50% de la población.

Se considera como el agente infeccioso principal que causa la gastritis crónica y la úlcera péptica. Erradicarlo acelera la cicatrización de las úlceras y previene las recaídas.

Nuevos estudios han demostrado que la cavidad oral puede ser un importante reservorio de Helicobacter pylori por lo cual, que esté presente en la boca podría afectar la eficiencia del tratamiento indicado por erradicarlo mediante terapia antibiótica específica, y por lo tanto, influir en el riesgo de reaparición de la enfermedad gástrica. Una reciente revisión del sistema de estudios realizada por la prestigiosa Colaboración Cocharane, ha evaluado el efecto del tratamiento clásico de erradicación del Helicobacter pylori con y sin la realización de forma concomitante de una terapia periodontal.

Se demuestra que el hecho de realizar una correcta terapia periodontal para eliminar las reservas de Helicobacter de la cavidad bucal, junto con la administración de un tratamiento clásico de erradicación de esta bacteria, optimiza el resultado y se asocia con un aumento de la tasa de éxito. Las conclusiones de este trabajo son mucho más interesantes desde el punto de vista clínico, porque observan que el tratamiento periodontal simultáneo al tratamiento de erradicación del Helicobacter pylori mejora la respuesta clínica y, además, evita las recidivas mucho más que realizando sólo el tratamiento antibiótico.

Fuente: SEPA