Carillas y microcarillas dentales

Las carillas dentales son un tratamiento de estética dental, destinado a mejorar la apariencia de los dientes de manera rápida y eficaz.

Este tipo de tratamiento, que se enmarca dentro de la odontología estética, consiste en adherir unas finas láminas de porcelana o composite a la cara exterior del diente, normalmente a los dientes frontales (anteriores), para mejorar su color, forma, tamaño o posición.

Nuestras especialistas en carillas dentales

En estética dental, la tonalidad de los dientes, su correcta alineación y el aspecto saludable de las encías son factores imprescindibles para tener una sonrisa bonita y saludable.

Las carillas dentales están indicadas para pacientes que no están conformes con el color, tamaño, posición o forma de sus dientes anteriores y buscan una solución estética y relativamente rápida en el tiempo.

Beneficios de las carillas dentales

Endodoncia y diagnostico
01

Es una solución más rápida que otros tratamientos

Las carillas mejoran el aspecto de los dientes de forma más rápida que otros tratamientos. No requieren someterse a un tratamiento largo, generalmente en pocas visitas el paciente disfrutará de su nueva sonrisa, ¡a veces incluso en una sola visita!

02

Modifican totalmente la estética de la sonrisa

Las carillas dentales permiten modificar el color, la forma, el tamaño y la posición de los dientes mejorando el aspecto estético de la sonrisa.

En algunas ocasiones se combinan con tratamientos de blanqueamiento dental previo a su colocación para conseguir un resultado estético óptimo y mejorar el mimetismo con los dientes vecinos.

En otras ocasiones (por ejemplo – en casos de dientes muy malposicionados) se combinan con tratamientos de ortodoncia previa para reducir la cantidad de diente a eliminar a la hora de conseguir un correcto alineamiento dental.

03

Son resistentes y duraderas

Dependiendo del tipo de carillas dentales, de su cuidado y mantenimiento, pueden durar entre 5 y 20 años. Acudir a citas de control periódicas es necesario para prolongar su longevidad en perfectas condiciones.

Tipos de carillas dentales

Carillas dentales de porcelana o cerámica

Las carillas de porcelana son finas láminas de porcelana de entre 0,3 y 1mm de espesor que se adhieren a la superficie del diente consiguiendo una nueva forma, textura y/o color. Se confeccionan a medida en un laboratorio dental según el diseño previamente acordado con el paciente de manera que encajan perfectamente en los dientes preparados por el odontólogo especialista recreando la forma y la textura del esmalte dental.

Las principales ventajas de las carillas de porcelana son que mantienen su color y brillo de forma permanente, es decir, no se tiñen con los alimentos y/o bebidas y no necesitan un mantenimiento específico, tan solo el mismo que un diente normal. Es un tratamiento indoloro ya que los dientes apenas se deben desgastar.

Carillas dentales de composite

El composite es una resina moldeable que imita el color de los dientes naturales. Existen diferentes tipos de composites con diferentes propiedades para imitar fielmente todas las características ópticas de los dientes y conseguir un resultado muy natural.

Las carillas de composite son restauraciones de este material que se adhieren capa a capa a la cara externa de los dientes consiguiendo una nueva forma, textura y/o color.

El odontólogo, especialista en estética dental, lo modela de manera artesanal directamente sobre la cara externa de los dientes dándole la forma deseada y previamente acordada con el paciente. Si el paciente lo desea se puede realizar una prueba estética previa a su elaboración para que pueda valorar el resultado final antes de empezar. Esta prueba se denomina “mock up”.

Además, el especialista es capaz de usar tintes y diferentes tipos de resinas para imitar las características de los dientes del paciente y conseguir que se mimetice con el resto de dientes de su sonrisa. De esta forma se consiguen sonrisas naturales y totalmente integradas con el resto de la boca del paciente.

Por tanto, en su elaboración no interviene el laboratorio dental. Todo el proceso se realiza en la clínica dental por un odontólogo experto en estética dental ya que este procedimiento es un arte y requiere destreza manual para obtener un resultado lo más natural posible.

Al no tener que desgastar mucho (o incluso nada) el diente es un procedimiento indoloro y, en la mayoría de los casos, en una sola sesión los pacientes pueden disfrutar de una sonrisa natural, exclusiva y perfectamente adaptada a sus preferencias. Además, es un tratamiento más económico que las carillas de porcelana y tras finalizar el tratamiento el resultado puede modificarse en clínica.

En Costa Codina estamos especializados en estética dental

En nuestra clínica dental en Granollers ponemos más de 30 años de experiencia al servicio de tu sonrisa. Contamos con un equipo de profesionales especializados que harán de cada tratamiento un nuevo reto por cumplir, garantizando la calidad de los distintos procedimientos y la máxima comodidad de los pacientes en todo momento.

Si quieres mejorar el aspecto de tu sonrisa, ¡no dudes en contactarnos!

Consejos para mantener perfectas las carillas dentales

Las carillas dentales requieren de los mismos cuidados que los dientes naturales. Los malos hábitos, en cuanto a higiene dental y dieta, perjudican su durabilidad y su aspecto estético.

Por ello, desde clínica dental Costa Codina en Granollers aconsejamos a nuestros pacientes que sigan esta serie de consejos:

Evita comidas y bebidas que tengan muchos colorantes

En el caso de las carillas de composite, hay que tener cuidado con el café, curry, vino tinto, té, salsa de soja, chocolate negro, refrescos…

Reduce o elimina el consumo de tabaco

El tabaco es malo para tu salud y para tus dientes. Si no reduces o eliminas en su totalidad su consumo podría modificar la tonalidad de las carillas y favorecer la aparición de manchas.

No muerdas objetos ni utilices tus dientes como herramienta

Morderse las uñas o bolígrafos, abrir embalajes o cáscaras con nuestros dientes, son acciones que dañan significativamente nuestros dientes y los materiales con los que se realizan las carillas.

Cuida tu higiene dental

La limpieza dental es crucial para asegurar la salud y la durabilidad de las carillas dentales. Para ello, cepíllate los dientes después de comer, utiliza hilo dental y enjuague bucal (si así te lo recomienda tu higienista dental) y realiza una limpieza profesional una vez al año como mínimo (el intervalo de higienes se determina de forma individual).

Cuidado con los alimentos duros y/o pegajosos

Para cualquier tipo de carilla, ya sea de porcelana o composite, evita comer de forma recurrente este tipo de alimentos para prolongar su durabilidad y evitar caries. Dentro de este grupo de alimentos se incluyen los turrones, frutos secos, bocadillos, caramelos…

Realiza controles periódicos

Se recomienda realizar controles periódicos cada 6 – 12 meses, según le indique tu especialista, para valorar el estado de tus carillas y la necesidad de realizar un pulido o retoque de las mismas para mantener un resultado estético óptimo y que tus carillas luzcan como el primer día.

Presta atención en caso de bruxismo y deportes de contacto

El bruxismo (apretar y/o rechinar los dientes) y los deportes de contacto pueden afectar a la resistencia de nuestros dientes y carillas. Por ello, es recomendable utilizar protectores bucales para reducir los impactos directos o férulas específicamente diseñadas proteger nuestros dientes y carillas.

¿En qué casos no es recomendable poner carillas dentales?

Este tipo de tratamiento, que se enmarca dentro de la odontología estética, consiste en adherir unas finas láminas de porcelana o composite a la cara exterior del diente, normalmente a los dientes frontales (anteriores), para mejorar su color, forma, tamaño o posición.

En estética dental, la tonalidad de los dientes, su correcta alineación y el aspecto saludable de las encías son factores imprescindibles para tener una sonrisa bonita y saludable.

Las carillas dentales están indicadas para pacientes que no están conformes con el color, tamaño, posición o forma de sus dientes anteriores y buscan una solución estética y relativamente rápida en el tiempo.

¡Reserva aquí tu primera visita gratuita*!

*Excepto en Odontopediatría y Logopedia.